EL MUNDO DE LOS SUEÑOS

12 abril 2008


CUATRO GENERACIONES A

TRAVÉS DE SUS MUÑECAS





Música: VANESSA MAE-Warm Air


Muñeca de mi abuela


Muñeca de mi ama


Mi muñeca


Muñeca de mi hija



El 19-3-2008 os presentaba una entrada titulada “Cuatro generaciones a través de una carta”, en la que partiendo del texto de un correo recibido, mi imaginación hacía el resto.

Hoy quiero compartir con vosotros, algunas de las muñecas con las que jugaron esas cuatro generaciones y lo hago de la mano de un bello poema escrito y cedido para la ocasión por Camille Stein, que me ha servido de base para añadir mi toque personal sobre lo escrito por él.

Antes os presento otras dos de las muñecas de mi ama. No puedo mostraros su mejor muñeca fabricada en Bélgica hacia 1930, porque está pendiente de reparar uno de sus ojos.











LA MUÑECA

por CAMILLE STEIN



Bella, sola,

sobre la estantería,

entre los muebles,

rendida a la espera,

observando impertérrita

las pobres escenas de la tierra.

Sol, lluvia, nubes y estrellas

se pasean por una ventana abierta.

De las primaveras a los inviernos

con los mismos recuerdos,

los mismos ojos que no pestañean,

los labios que jamás se cierran.

Idénticos vestidos ciñéndole las piernas,

esa mata de pelo enredada y polvorienta,

las lágrimas que se han secado hace ya tanto tiempo.




Estas son algunas de las muñecas con las que yo jugaba de niña.











LA MUÑECA

por PIZARR



La muñeca vive su destino cuan Penélope de porcelana, con sus ojos siempre abiertos, su sonrisa fija y sus labios congelados en un gesto que la vida dibujó en aquel pasado, que para ella es presente y futuro a la vez.

La naturaleza le dotó de un cuerpo inanimado, por ello sus manos jamás podrán tejer para aliviar la espera, ni su cerebro podrá vibrar mientras experimenta la gloria de ser humana.

Sin embargo su espera jamás se verá recompensada, porque en los estantes entre los muebles en los que almacena la historia de su vida, no existe un Ulises que pueda salvarla de esa eterna infinitud a la que vive condenada. Tan solo un consuelo… la fugacidad de la belleza jamás le afectará.



Fotos de algunas de las muñecas que mi hija y yo coleccionamos durante años. Nadie ha jugado con estas muñecas.























Apartado especial merecen las muñecas góticas de mi hija, de las que algunos de vosotros quizás ni hayáis oído hablar. Otros, me consta que habéis oído hablar, pero que jamás habéis visto ninguna. Estas van dedicadas especialmente a Camille, del que conozco su amor por “Las Muñecas”




















Etiquetas:

47 Comments:

At 12/4/08 8:10 p. m., Blogger TOROSALVAJE said...

Las que más me han gustado son las de tu hija, y también las dos de tu ama que has fotografíado juntas.

De todas formas las muñecas siempre me generan algo de inquietud, son copias muertas de nosotros que no se deshacen y desaparecen. Siempre están. Yo me entiendo.

Quiero felcitar a Camille por su excelente poema.

Besos.

 
At 12/4/08 10:10 p. m., Blogger CecydeCecy said...

que linda coleccion de muñecas tienen, algunas me han gustado mas que otras, pero me parece fabuloso que las expongas en tu espacio, mientras las miraba, me preguntaba donde habran ido a parar mis muñecas las que jugaba de pequeña, supongo que en cada mudanza.

besos

 
At 12/4/08 11:07 p. m., Blogger La Maga said...

Yo también me pregunto dónde habrán ido a parar mis muñecas. Soy de la generación de las Barbies, pero nunca me identifiqué con ellas, prefería la típica Chochona de las ferias. Geniales las muñecas góticas de tu hija, no les falta detalle, atud incluido.

 
At 12/4/08 11:31 p. m., Blogger PIZARR said...

Tengo que deciros que tenemos una tonelada de Barbis, como no podía ser de otra manera...jajajaj... lo que ocurre es que he preferido fotografiar las más antiguas y sobre todo "las diferentes".

saludos

 
At 13/4/08 3:19 a. m., Blogger Genín said...

No te habías dado cuenta de que tu muñeca ya te estaba avisando tan pronto de que ibas a tener problemas con tus hombros...
Un beso y salud, Genín

 
At 13/4/08 4:47 a. m., Blogger flor de jacarandá said...

pizarr disfruté mucho de este post, tenías razón nunca había visto muñecas góticas...creo que son geniales.
Casualmente hoy recordaba a mis muñecas y sobre todo a esos tiempos en los que lograba darles vida, vida real.
Recuerdo que de noche acomodaba todas en mi cama y las ponía muy cerquita mío, a veces temía que las que quedaran en el borde se pusieran celosas de las que dormían a mi lado...jajajaja
Hoy justamente sentí nostalgia por mi niñez y por los niños a quien les enseñaba. He cambiado de cargo y ahora estoy trabajando con adolescentes. Sinceramente extraño la magia de la niñez, creo que esos son tiempos de pura fantasía y a veces desearía regresar a esos mundos lejanos e inalcanzables en los tiempos de la adultez.

cariños!

 
At 13/4/08 4:58 a. m., Blogger Jorge said...

Muy bonita colección la de las cuatro generaciones de muñecas, es admirable el cuidado que se les da y mucho más el tener espacio para ellas sin que se maltraten. Felicidades, todas en su estilo son bonitas. Un saludo, un abrazo y un beso.

 
At 13/4/08 12:48 p. m., Blogger MartinAngelair said...

Buenos días Pizarr.

No he podido evitar entrar en tu espacio...Qué muñeca tan fantástica tienes como hija.

Ojalá viviera cerca para poder jugar con ella. Con tu permiso y más muñecas y muñequitos.

Un beso gótico.

 
At 13/4/08 2:21 p. m., Blogger Sintagma in Blue said...

Qué evocadoras son esas muñecas antiguas aunque, como fan de Tim Burton, me encantan las muñecas de tu hija.

besos

 
At 13/4/08 4:01 p. m., Anonymous Codorníu said...

Querida amiga. No tengo un pasado con el que conectar respecto de este tema. Es una pena; pero ahí mi sensibilidad anda un poco roma. No obstante, quiero decirte que el poema del principio me parece muy bueno, que tu texto también me ha dejado vibrando el diapasón. Sobre todo por esta frase: "La fugacidad de la belleza jamás la afectará".
Y he pensado en eso. Y sigo pensando. Muchas gracias.
Un beso,
Pepe.

 
At 13/4/08 7:09 p. m., Blogger Camille Stein said...

La mirada de la primera muñeca de tu ama no tiene desperdicio: mirada fija, azul, desalmada y perversa. Inquietante.

Felicita a tu hija por su exquisito gusto por lo gótico: sus muñecas parecen salidas del mundo de Tim Burton. Un privilegio poder admirarlas.

Una belleza fugaz que permanece prendada a mis ojos. Muñecas son congelados retratos de algo que hemos sido o seremos. Pasado y futuro póstumos.

Un preciosa colección, hermosas tus palabras... Más que hermosas. Como tú.

Gracias.

Un beso.

 
At 13/4/08 8:09 p. m., Blogger Amor said...

las muñecas góticas son fascinantes

¿serás más o menos de mi edad, pizarr?

amor

 
At 13/4/08 8:58 p. m., Blogger Sasian said...

Traes el recuerdo de las muñecas. Y no he podido dejar de acordarme de aquellas que nunca fueron. Aquellas más idealizadas por ausentes. Las deseadas y nunca conseguidas.

Un magnífico post.

un abrazo

 
At 13/4/08 9:14 p. m., Blogger El búho rojo said...

Toda una caja de sorpresas... nunca hubise imaginado que coleccionabas muñecas, y mucho menos que tuvieses de ese tipo "Gótico" de las, sinceramente, no había oido hablar nunca...

Es una excelente forma de pasar el tiempo y además, compartir con tu hija

Enhorabuena... y un beso

 
At 13/4/08 9:36 p. m., Blogger Daniela said...

Pizzar...fascinante mundo el de ustedes. Me encantó lo que escribió Camille. Pero hay algo que me gusta mucho más...la unión , ese cariño que se adivina en cada uno de tus post con los seres queridos. Te felicito, porque escribes con el alma y me voy con ese hermoso recuerdo de las muñecas de mi niñez...dónde estarán?. Si tuviera una hija, pobre no conocería de las muñecas de su mamá. Y te digo amiga, tenía por cantidades, única hija, y por mucho tiempo la única sobrina. Creo que voy a empezar a ubicarlas.
Por cierto uno de mis tíos te deja un comentario en éste post..ja!
Besos.

 
At 13/4/08 10:06 p. m., Blogger Víctor Álvarez said...

Menuda entrada,entre la musica que has elegido y los verso...me gustan las ultimas muñecas,las goticas porque no me son tan familiares.
Buen viaje!

 
At 13/4/08 10:25 p. m., Blogger El Secretario said...

Hola Pizarr.

Hace poco fue con las cartas, los mensajes de amor.
Ahora nos muestras la evolución de los gustos, de las modas, de la tecnología juguetera a lo largo de cuatro generaciones: vuestras cuatro generaciones.

¿Puedo imaginar próximas entregas?

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Mi suegra colecciona muñecas de porcelana y el día que me presenté con una gran caja llena de treinta y tantas con trajes de distintos países, me elevó al más alto de los altares familiares (que conste que no hay herencias de por medio...)


Preciosas todas vuestras muñecas. Bueno, esas dos que están al final de las que dices que tú jugabas...,
tienen una mirada extraña, algo maligna: nada que envidiar a las góticas de tu hija; puede que ahí estuviera el germen...


Abrazo evolutivo.



P.S.: La música de Vanessa Mae, muy acertada.

 
At 13/4/08 10:49 p. m., Blogger Sasian said...

No sé qué ha podido pasar con tu comentario. No me llegó.
En cuanto a las muñecas deseadas, yo tampoco era muy de pedir muñecas. La situación financiera de las famílias entonces no era la de ahora. Venía lo que podían traer los Reyes. Y la verdad es que como tu dices nos conformábamos más que ahora. Estamos en el siglo de los objetos.Y nuestras hijas se mueven de maravilla en este mundo.
Si que recuerdo que en una ocasión pedí una Nancy, ¿te acuerdas?. no llegó nunca. Y eso es lo que quería reflejar en mi comentario anterior: disfruté mucho de las que tuve, pero todavía recuerdo aquella que no me trajeron. (Hoy creo que los Reyres fueron muy sabios).
Mi hija tiene millones de barbis, por supuesto..Y vestidos, casas, cohes, tiendas, mascotas, Kents... ni te cuento.

Lamento de verdad lo del comentario.

 
At 14/4/08 2:35 a. m., Blogger Airblue said...

Sensacional entrada. Lo que me gusta es ver cómo las conservas, es toda una señora exposición. Recuerdo las mias que mis hijas fueron acabando con ellas, y creo que por alguna parte debe de quedar alguna de las últimas.

De las Barbies no me hables, algunas son de colección y esas estan intactas.

En Madrid había una tienda con las muñecas más variadas y preciosas que puedas imaginar. Se quemó hace años y ahora ya no es lo mismo.

Un beso Pizarr.

 
At 14/4/08 9:44 a. m., Blogger ybris said...

Genial y bellísimo tu post de hoy en fotos, recuerdos y palabras.
Con razón decía que me habías enganchado.
Mi madre también coleccionaba muñecas y sobre su cama tenía un muñeco al que llamaba Ramonín y que siempre nos presentaba como nuestro hermano mayor.
Me encanta tu modo de verlas como belleza rescatada de la fugacidad.

Besos.

 
At 14/4/08 1:35 p. m., Blogger mia said...

creo reencontrar las mías

aquí dentro,algunas

son tesoros,fortunas

me devuelven melancolías!

Bello post,bello poema...

♥♥♥besos♥♥♥

 
At 14/4/08 3:25 p. m., Blogger mia said...

gracias...

y si quieres tal vez hasta

nos veamos..

qué es cerca para ti?

agur!

♥♥♥musuak♥♥♥

 
At 14/4/08 4:12 p. m., Blogger Otra vez a viajar al olvido... said...

uyyy, que miedo me dan esas muñecas...

 
At 14/4/08 5:12 p. m., Blogger -Pato- said...

¡¡¡Pizarr quéeeeee maravillaaaaa!!!!!

Me he quedado con la mandíbula caída sobre el teclado y los ojos pegados al monitor mirando cada detalle.

Es fascinante esta colección, qué bueno hayas podido conservarlas, yo tengo algunas muñecas mías en casa de mi madre, pero todas desmechadas porque debo decir que mi pasión mas remota era ser peluquera, o mas bien rapar, porque todas han quedado calvas!!!!

El otro día fui a una expisicicón de muñecas de todo el mundo y de verdad algunas eran siniestras, ese sitio de noche daba para una película de terror.
Nunca había visto muñecas góticas, me han encantado!!

Un abrazo y gracias, venir a visitarte siempre es un placer.

 
At 14/4/08 5:33 p. m., Blogger Mandarina azul said...

Hola, Pizarr.
Reconozco el valor de tu colección de muñecas, especialmente mirándolo por el lado sentimental...
Pero no puedo evitar que me den algo de respeto... parecen querer reclamar a gritos, desde su silencio, cobrar vida... Parecen estar prisioneras.
Y también me da algo de tristeza pensar en muñecas con las que no se ha jugado nunca. Pobrecillas.
No sé, ¿será que hoy tengo el día tontorrón?

:) Un beso, Pizarr.

Y felicidades para Camille por su poema.

 
At 14/4/08 8:45 p. m., Blogger Gatadeangora said...

Hola Pizi, felicidades atrasadas.
¡¡Vaya colección de muñecas!! me han gustado, sobre todo las antiguas son preciosas.
A mi hija le dá miedo las muñecas antiguas,los arlequines y los payasos.Si la quiere asustar de verdad regálale una muñeca antigua,nunca la pondrá en su habitación, manias...
Muchos besos

 
At 14/4/08 9:08 p. m., Blogger Catalina Zentner said...

Una colección de muñecas espléndida, son hermosas y están impecablemente cuidadas.
Felicitaciones por este post, de una estética impecable y muy bien realzado por el poema de Camille y tus textos.

 
At 14/4/08 10:18 p. m., Blogger Su said...

¡Me encanto!

Las muñecas tal vez van cambiando, pero las niñas no. La ilusión, los sueños, esos son los mismos. Me gustan las muñecas de tu hija, que caña.

Un besito.

 
At 14/4/08 11:44 p. m., Blogger Avellaneda said...

Pues las tienes muy bien cuidadas, se nota el mimo que les dedicais. De mis muñecas de la infancia solo me queda una nancy y poco más... No sé, las muñecas de porcelana, aunque no niego que son bonitas, me producen un poco de miedito, esas caritas tan blancas, regordetas, sus ojos pintados y tan claros... y ¡qué decir de las góticas! aunque he creído reconocer a mi sobrina en ellas, hay una que usa el mismo vestido que ella!!! XD

Muxu handi bat

 
At 15/4/08 1:57 a. m., Blogger la ventana said...

hola,
nunca habia visto, ni en fotos mouñecas tan viejas jejeje, tengo qque decir que las goticas no me gustaron mucho, pero si, y mucho, el primer poema y lo que escribiste tu
en fin, te dejo un saludos

nico

 
At 15/4/08 8:52 a. m., Blogger AGUALUNA said...

Es increiblemente bello Pizarr , ver cada muñeca y aunque no queramos, nos trasladamos inevitablemente, a esa infancia tan pura en donde ellas, eran nuestras princesitas.
Pensar, que su vida continuará impertérrita y nuestros sueños de niña, se quedarán grabados en cada una.
Es un delicado viaje a un pasado que vivieron nuestros ancestros y también nosotros y siempre como factor común...las muñecas.

Son verdaderamente hermosas, como me encantaría a volver a ser niña, uff!!!

Gracias querida amiga por evocar tan bellos recuerdos acompañados con letras de terciopelo y por exponer las muñecas góticas, pues es la primera vez que veo una. Realmente una buena curiosidad.

Besitos dulces Pizarr

Agualuna

 
At 15/4/08 10:57 a. m., Blogger Leo said...

Piza, muy interesante la colección de tus muñecas y las de tu generación familiar.

Yo tambien soy una persona que las muñecas han sido en todo los momentos de mi vida, mi delirio. De pequeña pues los reyes me hacian los regalos de las muñecas tipicas del tiempo, como el muñeco de carne, que así se le decia, que si lo movias hacia adelante y hacia atrás, decía: A dormir.

Pero recuerdo con mucho cariño, la Mariquita Perez de mi hermana la penultima, la que vive en Lleida.

Yo no soy de la generación de las Barbies, pero mi marido siguió regalandome muñecas de todo tipo. Hasta hace bien poco.

Ahora he heredado toda la coleccion de muñecas de mi hermana la de Malaga, que son muy parecidas a las que tu coleccionastes con tu hija, las primeras, pues claro está que las góticas no son,jajajaja.

Yo sigo teniendolas en sus sitios de siempre, y de vez en cuando tengo que lavar las ropas, y tenderlas.¡Que pensarán los vecinos!jejejeje.

Besitos guapa,Leo

 
At 15/4/08 3:01 p. m., Blogger Ñoco Le Bolo said...

Yo tengo solo dos muñecas. Vinieron conmigo y espero que me acompañen hasta el final.
No. No son tan bonitas como las tuyas.

 
At 15/4/08 4:31 p. m., Blogger Nausicaa said...

Que interesante el viaje entre generaciones, esrealmente llamativo :)

Las muñecas de tu hija son las que mas conozco, de hecho estuve en un evento este finde en el que decenas de chicas iban disfrazadas de las muñecas que portaban, y era muy extraño verlas siendo ellas las replicas ¡! Las cosas cambian...

 
At 15/4/08 6:08 p. m., Blogger Lena said...

Bellos Textos...el poema de Camille y el tuyo...

Quiero pensar que siempre hay Ulises...sólo que adoptan otras formas...

Las muñecas me encantan...me son muy ajenas las dos cosas, coleccionar (nunca he coleccionado nada) y las muñecas (por más que intento no logro recordar haber tenido ninguna)....no sé por qué...por no apegarme a nada, creo...

Lo de las muñecas de tu hija me dejó loca...!!!!no sabía que existían!!! y son espectaculares!!!

¿en qué mundo vivo?

Creo que me pierdo una buena parte de algo...

Beso mayúsculo para Miss Sorpresas Chulas!

 
At 15/4/08 6:36 p. m., Blogger odette farrell said...

Qué post tan particular.... te confieso Pizarr que no soy muy fan de las muñecas, es más me intimidan... no conservo ninguna y mira que también fuí de la generación de las barbies y hasta me tocó una que llamaban Juanita Banana y recuerdo que hizo furor en México.

Mi hija tuvo algunas, pero como siempre sus muñecas terminaban decapitadas y peleando por su hermano que sólo consentía jugar con ella bajo sus condiciones :) creo que las odió. Yo en cambio sí recuerdo haber jugado mucho con muñecas, mi aversión a ellas vino después.

La góticas están fantásticas!!! Nunca las había visto.

 
At 15/4/08 11:41 p. m., Blogger Leo said...

¡Qué bonita colección!
Imagino que la saga continuará.
Es otra forma de revivir las imágenes de la infancia, como volver a la calle en la que uno jugaba siendo niño.

Un beso, para todas las de la familia.

 
At 16/4/08 10:32 a. m., Blogger Aprendiza de risas said...

Yo no guardo ninguna muñeca de mi infancia. Supongo que en casa no daban importancia a los recuerdos materiales. Somo cinco hermanos. Siempre tuvimos juguetes aunque no demasiados, pero los jugamos tanto que se nos rompieron de usarlos.

Me ha gustado mucho la colección que tenéis en casa, aunque eso de que algunas no han sido jugadas me ha dado una pena especial, como la niña que va al parque jugar con un vestido lindo y no puede jugar por temor a mancharlo.

La música perfecta para e lpost.

Las muñecas preciosas, como precioso el poema de Camille, un artista al que he conocido hace poco.

¿Sabes? Me da que eres una muejr a la que ya no le cabe el corazón en el pecho de lo grande que lo tiene.

Besos,

 
At 16/4/08 6:38 p. m., Blogger Nohema Rios said...

Primera vez que paso por aquí, y tus muñecas me atraparon, sobre todo las góticas. Es impresionante como un objeto puede hablar de cuatro generaciones, me trajo muchos recuerdos de mis muñecas, que por mudanza las perdí en el camino. Regresaré de nuevo a tu mundo.
Un abrazo!

 
At 18/4/08 1:05 p. m., Blogger Fair Lady said...

Menuda colección, preciosas!!! Guárdalas con cariño. Mi madre coleccionaba muñecas de porcelana, luego pasaron a mí y pasarán a mis hijas, las tengo expuestas en una vitrina para ser contempladas por todo el que viene a casa y las guardo con mucho recelo.

Un besito Pizarr

 
At 19/4/08 7:27 a. m., Blogger caramelo said...

¡que de recuerdos!

el primero,todas las niñas jugaban con ellas, una prima las coleccionaba; yo nunca jugué con muñecas, las dejaba quietas, ordenadas (me gustaban las pelotas y los árboles).

mi abuela tenía unas muñecas como las de tu ama, no se tocaban pero sí miraban con ojos curiosos.

Lo mejor son los ojos; recuerdo una de trapo y cabeza de porcelana, de mi madre, que ganas de saber lo que no contaba.

besos, lindo tu post!

 
At 19/4/08 7:31 a. m., Blogger caramelo said...

las góticas me han recordado a los personajes de "La novia cadaver" de Tim Burton, la que he visto varias veces. Están lindas.

 
At 19/4/08 6:51 p. m., Blogger JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA said...

Hola Pizarr:
Tus muñecas, todas estas que presentas son muy lindas. Las que más me han llamado la atención por sus peculiaridades, son las góticas. Muy interesante ver la vida y el paso del tiempo desde ellas. Besitos:
Tadeo

 
At 22/4/08 12:53 a. m., Blogger RAMMSES said...

Mi abuela era la que coleccionaba las muñecas, tenía unas orientales, no recuerdo bien si eran chinas o japonesas. Las de porcelana eran simplemente bellas... Y las tenía en un andamio que cada tiempo cambiaba de orden a las muñecas. Y claro : 'Prohibido Tocar'.
Me llamaron particularmente la atención las muñecas góticas y como en general, las muñecas han evolucionado a través del tiempo.
El poema es muy alegórico.
Un abrazo y beso, Pizarr.

 
At 22/4/08 2:00 p. m., Blogger Almatina said...

Una muñeca
un juguete
la representación de un ser humano.
Jugamos a jugar hermanos
amigos
anónimos ciudadanos
elucubramos
fantasías en realidades
que se manejan en nuestras manos.

Por eso mi animalito pequeño ralo las esconde entre sus otros juguetes, para que otros niños"malotes" no sepan que sueña.

Gracias por su visita
y por las muñequitas.

 
At 28/4/08 7:25 a. m., Blogger SAFIRO said...

¡Preciosa colección!
Yo tengo algunas de mis muñecas...pero no en ese estado, con ellas jugué y también mi hija, y con las Barbies de mi hija...también jugué, solo se mantienen intactas y en sus cajas las de colección, que supongo deberá despeinarlas y dejarlas impresentables alguna nieta (cuando llegue).

Me encantaron!!

BESOTES!

 
At 19/10/11 3:26 p. m., Anonymous PURGATIO said...

ME ENCANTAN LAS MUÑECAS ANTIGUAS.....Y CUANTO MAS DESASTRE ESTAN,MUCHO MEJOR.....YO CUSTOMIZO MUÑECAS,PERO SON MUY DIFERENTES A ESTAS. SI QUIERES,CONTACTA CONMIGO.... PURGATIONIS@GMAIL.COM

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

>