EL MUNDO DE LOS SUEÑOS

20 marzo 2009

MI PRIMAVERA ORIENTAL

Snow Forest de MISSA JOHNOUCHI- Album Healin Collection-
Música japonesa


Idaru= Primavera

Me apasiona el mundo oriental y por encima de todo la cultura japonesa.

Durante años busqué la manera de adentrarme es esa cultura sin lograrlo. En mi ciudad no había cursos o talleres de las disciplinas que yo buscaba. Sin embargo, cuando dejé de buscar… ese mundo vino a mi encuentro.

El año pasado, pude por fin acudir a clases de Shodo (camino para aprender la escritura) y por ello en el mes de Julio me aislé en aquella cabaña que me permitió estudiar y practicar lo que en dichas clases aprendía en aquellos momentos.

Bi = Belleza

Do= Camino

Primavera-Belleza-Camino

La esencia de la cultura japonesa me traspasa cada vez que tengo la oportunidad de establecer un contacto directo con ese mundo.

Esa esencia podríamos definirla a través de tres palabras: Nieve, Luna y Flores. “ Setsu-Getsu-Ka”

Toda la filosofía japonesa se mueve dentro de estos términos. Los encontramos en sus Fiestas, en sus Kimonos, en sus composiciones de Ikebana, en los Haiku…

Este invierno tuve la oportunidad de acudir a un Taller de Haiku durante 3 meses y adentrarme en el fondo y en la forma de esta disciplina. El tema por excelencia en los Haiku, tanto en Japón como en occidente es la naturaleza, ya que éste es el marco en el que se insertan los sentimientos.

La palabra clave del Haiku es el Kigo, sugiere la estación a la que corresponde con el fin de ponerlo en escena, de ambientarlo, auque también puede ser una palabra relativa a algo material y concreto.









La fotografía de este último haiku, corresponde a un cuadro pintado por mi ama. Cuando el profesor propuso la palabra “otoño” (el kigo en este caso de este haiku) supe de inmediato que iba a utilizar esa imagen y a tratar de equiparar el otoño de su vida con el de la naturaleza a través de esas bellas hojas. Y es que su otoño estuvo lleno de tanta fuerza y tanta belleza como la que las hojas que pintó desprenden.

La cultura japonesa se resume en la fusión de sus vidas con el entorno natural.


Estos 4 kanji representan los 4 elementos de la naturaleza: viento, flor, luna, pájaro

Por ejemplo el “Ohanami” es la costumbre de contemplar los cerezos en flor en la primavera

El “Tsukimi” es la observación de la luna llena en el mes de septiembre”

O el “Yukimi” la contemplación del paisaje nevado en invierno.

Es curioso como en este bucle que es la vida, las cosas se van encontrando poco a poco y los engranajes del destino hacen posible que cada una de ellas vaya ocupando su lugar. Generalmente no suelo necesitar ir hacia las cosas, sino que las cosas suelen venir hacia mi, a partir de ello permito e incluso provoco que las energías fluyan en ambos sentidos, de hecho me gusta sentirme en cierta medida como un imán que puede capturar y atraer bellas miradas, situaciones y momentos en apariencia cotidianos, pero en esencia, especiales y únicos. Esos momentos que en definitiva nos acercan un poquito a la felicidad.


Bi= Belleza

Ya lo sé… sé que la felicidad es una actitud y el optimismo una cuestión de voluntad y que de esa actitud y de esa voluntad dependen nuestras miradas.

También sé que cuando la realidad amenaza con dañar mi mirada, acostumbro a cerrar los ojos y crear otra realidad y es en esa realidad donde me acurruco y me acomodo en esos momentos y a la que dirijo mis miradas.

Cuando estas últimas semanas se me antojaba complicado cambiar el rumbo de esas miradas, de pronto descubrí que no necesité evadirme de mi realidad para lograrlo. Ellas solas encontraron el camino.

El miércoles pasado, al salir de la Universidad por la noche, me sorprendió una bola de fuego amarillenta, completamente redonda, parecía trazada en medio del cielo con un compás. Nunca había visto semejante luna. Me quedé extasiada mirándola y lamentando una vez más no llevar mi cámara a cuestas.

Estaba posada encima del puente de La Salve y yo la observaba desde la pasarela Arrupe. Sus dimensiones eran descomunales.


Puente de la Salve y Museo

Universidad y Pasarela


No podía dejar de mirarla y de imaginar la cantidad de fotos maravillosas que podía haber realizado en ese momento. Había mil ángulos distintos para plasmarla.

Descargando en el suelo libros y bolso, me apoyé en la barandilla de la pasarela y me introduje cómodamente en el interior de esa luna, para dedicarme a viajar en el tiempo y en el espacio de mis días a través de sus cráteres, sus luces y sus sombras. Mientras la contemplaba me trajo a la memoria de mis recuerdos aquellos besos dados a la luz de la luna e incluso esos otros besos que nunca me dieron… si… los que están por llegar y que se que algún día… él me dará a la luz de esa luna.

En paralelo a esa “luna” y con motivo de la exposición de Murakami en el Museo Guggenheim, se organizaban una serie de talleres sobre diversas disciplinas japonesas y precisamente al día siguiente, al ladito del lugar en el que esa luna me había sorprendido, acudí a un taller de Kitsuke (arte de vestir un Kimono), que nuevamente hizo posible que mi mirada se llenase durante unas horas de la esencia de esa cultura japonesa que tanto me gusta.

La luna que la víspera había eclipsado mi mirada, esa noche no quiso aparecer. Se escondió… no permitiendo que mi cámara capturase su belleza… me senté al borde de la ría a esperarla, pero no quiso honrarme con su presencia … creo que fue mejor así, porque quizás las imágenes que dejó en mi retina, nada tuviesen que ver con lo que la cámara hubiera captado.

Me ocurrió lo mismo que el día que descubrí la hilera de arces rojos japoneses, cuando al día siguiente volví para fotografiarlos para Izaskun, sus hojas habían desaparecido. Creo que este será a partir de ahora mi triangulo mágico, porque en él he descubierto muchas de mis mejores miradas. En un puente cercano fue donde descubrí los tangos escondidos en aquella baranda que me llevó hasta las miradas de Pato.












El viernes pude disfrutar de un taller de Ikebana (arte floral japonés) a través del que nuevamente pude contactar con esa esencia de la que hablaba al principio.

Recordé que Ikebana es una bienvenida a los invitados, que al llegar lo primero que hacen es contemplar la composición que su anfitrión ha preparado para ellos.

El Guggen como siempre me sorprendió con otra de sus múltiples caras, en esta ocasión la enigmática que en esa maravillosa noche lucía como nunca. Su silueta no luce dos días igual, la luz, la hora, la bruma, la lluvia… todo hace que el titanio que lo recubre jamás refleje la misma imagen





En definitiva toda la estética y la belleza que en esas tardes atesoraron mis ojos, me permitió una vez más modificar mi mirada y prepararla para afrontar esas situaciones menos amables que siempre, en esta peculiar vida que me ha tocado vivir, suelen estar por llegar.

Aunque también se, que esa misma vida me deparará grandes sorpresas como la de compartir más de una íntima ceremonia de té…

Pensando en ello elaboré este haiku



Como digo siempre… LOS BUCLES DE LA VIDA… que nunca dejen de sorprendernos...


53 Comments:

At 21/3/09 3:29 a. m., Blogger FLACA said...

¡Qué buenísimo reencontrarte!... Cuando leí "oriental" creí que estabas hablando de los uruguayos, que nos llamamos de nacionalidad "oriental" por haber nacido al oriente del Río Uruguay que nos separa de Argentina.
Ha sido, sin duda, mucho más interesante aprender todo lo que compartís de la cultura japonesa. Y una vez más conocerte a través de tus gustos delicados y tu sensibilidad exquisita. Yo creo que sí, que el arcoiris anida dentro tuyo.
Respecto a la luna roja que no pudiste captar, será para que sea única y la puedas guardar para siempre en tu memoria. Jamás la foto transmitiría lo que fue esa luna para vos en ese momento.
Las fotos de Bilbao en ese puente de noche muestran un paisaje maravilloso. Tu ciudad es hermosísima. Con tanta belleza alrededor estoy segura de que la vida se percibe diferente y que la mirada cambia.

Ojalá pudiera terminar este comentario con un haiku. Pero por ahora va mi abrazo.

 
At 21/3/09 3:55 a. m., Blogger Genín said...

"Supe de inmediato que iba a utilizar esa imagen y a tratar de equiparar el otoño de su vida con el de la naturaleza a través de esas bellas hojas. Y es que su otoño estuvo lleno de tanta fuerza y tanta belleza como la que las hojas que pintó desprenden."
Me he enamorado de esas hojas y de este texto, querida Pizzi.
Y si, yo estoy seguro que esos futuros besos, que serán los mejores, se producirán, y la luna palidecerá de envidia, pero yo no, yo seré feliz cuando lo sepa, porque te quiero.
Besos y salud

 
At 21/3/09 4:59 a. m., Blogger Adolfo Payés said...

Que belleza de post nos entregas, he alucinado con la cultura japonesa que me fascina sobre todo sus pinturas y en especial sus trazos fluidos siempre..

saludos fraternos
un abrazo

que tengas un bue fin de semana

besos

 
At 21/3/09 5:18 a. m., Blogger Moony-A media luz said...

Si me das un poco de tiempo, me entero de una dirección en Algorta, donde dos señoras japonesas dan cursos de ikebana, de escritura... de un montón de cosas.
Hasta en verano, algunos años, organizan viajes a japón, con ellas de anfitrionas.
Aunque, igual las conoces, claro.

Me ha gustado muchísimo tu post.

Un gusto saludarte.

Besos.

 
At 21/3/09 6:38 a. m., Blogger Mª Ángeles Cantalapiedra said...

Buenos días flor de loto (ríete, pero este saludo lo utilizo mucho para hablar con mis amigas)
Cuando te leo voy por 3 caminos invariablemente. 1, tus palabras me sumergen en el pensamiento, en las profundidades del alma "la felicidad es una actitud y el optimismo una cuestión de voluntad"
2, siempre nos enseñas algo para enriquecernos.
3, por ultimo observo tu trabajo en conjunto y siempre cuando cierro tu página pienso lo mismo: ·tak vez el dolor, nos haga hacer las cosas más hermosas"
Buen fin de semana tesoro; un placer siempre saber de ti.

 
At 21/3/09 8:05 a. m., Blogger SAFIRO said...

Es una belleza tu entrada!
me gusta recorrer tus palabras, los conceptos, las imagenes y me dejo llevar por tu relato, siempre tan detallado y dejando ver pedacitos de tu alma, tu sensibilidad y tus sentimientos.

Sentía mucha paz mientras te leía, Pizarr, espero y deseo que esa paz y armonía te acompañen y te iluminen como esa luna grandota y esplendida. Que tus sueños, mientras la contemplabas, se te cumplan al igual que el último haiku.

Preciosa entrada, Pizarr

Te deseo un hermoso fin de semana y una feliz primavera.
Un fuerte abrazo para vos y tu hija con mucho cariño, desde ésta madrugada cálida y otoñal en Buenos Aires.

Besos

-Nuevos controles de mi hijo me tienen algo alejada.-

 
At 21/3/09 8:39 a. m., Blogger siempreconhistorias said...

Qué alegría volver a saberte, Pizarr. Estoy fascinada con tu entrada. No comprendo bien cómo puede alguien tener tanta sensibilidad frente a la belleza, tanta capacidad para atraparla, para contarla, para transmitirla. De verdad te admiro. El haiku del despojamiento, el de el otoño sobre las hojas de tu ama, el del té me han dejado enamorada. Tus fotos y tus descripciones me hacen desear visitar ese Bilbao que quedó en algún lugar de mi memoria infantil. ¡Tus trazos! ¡Todo me admira!
Gracias, querida Pizarr. Muchas, muchas gracias. Me inundas de belleza.
Un beso.
Izaskun

 
At 21/3/09 9:29 a. m., Blogger Camille Stein said...

alma sensible
en su interior anida
el arco iris


cuánta belleza...

luna, nieve y flores

... del despojamiento, del abandono, nacen las lunas que arden... persisten en el fondo de la mirada, como instantáneas marcadas a fuego en las pupilas


un beso, Pizarr...

 
At 21/3/09 9:50 a. m., Blogger TORO SALVAJE said...

Hola Pizarr.

Qué bueno es pasear por tu casita de palabras!!!
Me dejo llevar y te leo boquiabierto hasta el final.
Me han gustado mucho tus haikús. Pero mucho.
Que los bucles sean cada vez mejores.

Besos.

 
At 21/3/09 2:51 p. m., Blogger Cecy said...

Siempre te lo digo Pizarr.
Viajo contigo y sobre todo me nutro de las maravillas que siempre ofreces.

Tambien me hubiese quedado en la barandilla, mirando.

:)

Besos.

 
At 21/3/09 3:47 p. m., Blogger -Pato- said...

Qué bien me hace leerte :)

Qué bien...

¿Sabés? Nunca me había sentido atraída por la cultura japonesa hasta que empecé a leer a Murakami y a partir de él fue como caer en un mundo melancólicamente mágico.

Ahora mismo estoy leyéndolo, me hubiera encantado ir a esa exposición suya, siento una gran admiración por él, por su manera de hacer grande lo simple.

Vos también hacés grande lo simple, la belleza que nace en tu mirada es la responsable de eso Pizarr, un placer leerte, seguirte, esperarte, adivinarte mirando la luna color rosa :) y por un ratito meterme en ese mundo tuyo que hace bien al alma.

Me encantan los cerezos florecidos, este año que pasó, estuve con mi familia en una ciudad del sur Argentino (San Martín de los Andes) cuyas veredas están repletas de cerezos en flor. Morí fascinada ante ese paisaje.

Besos y nos seguimos encontrando en esos bucles de la vida :)

 
At 21/3/09 4:13 p. m., Blogger Codorníu said...

Qué lástima. Estuve desplegando en unos cuantos párrafos todo lo que me sugería tu entrada. Parezco un pardillo. Al final, toqué donde no sabría decir y... adiós comentario.

En fin, "cousas do Zen", que diría un gallego...

Bueno, amiga, te decía algo así como que me alegraba mucho de comprobar que tu ser había encontrado espacios para serenamente volver a enviarnos esas realizaciones que tú sabes hacer tan cuidadas, tan ricas y tan al detalle. La sansibilidad ante la naturaleza me pega mucho en ti. Por eso no me extraña para nada que te atraigan los caminos (DO) que nos has descrito. Sólo eché en falta uno: la vía del tiro con arco. Seguramente lo pruebas algún día.

También te pasaba un haiku de Basho que decía:

"Cascada primaveral;
las agujas verdes de los pinos
se desparraman"

...para desearte que, ojalá en esta primavera, se te acercasen esos besos que esperas bajo la luna inmensa.

Codorníu.

 
At 21/3/09 5:06 p. m., Blogger Luna Azul said...

Pizarr, estoy fascinada. Creo recordar que te lo dije en una ocasión,(hablando del Guggen) no volveré a ver esos paseos con los mismos ojos. Inevitablemente cuando pase por la pasarela o enfrente de la Uni ya por siempre me recordarán a ti. Te imaginaré ahí apoyada en la baranda mirando la luna.
Coincido por entero con Genín en la belleza de las hojas del otoño pintadas por tu madre y el haiku que le acompaña.
Estoy segura de que los bucles de la vida te depararán bellísimos momentos.
Un abrazo muy fuerte Pizarr

 
At 21/3/09 5:26 p. m., Blogger Loretxu said...

increible! nuevamente gracias por hacerme recorrer esos caminos. voy paseando contigo y lo disfruto a pleno.
Abrazos Pizarr, abrazos...

 
At 21/3/09 8:18 p. m., Blogger Lidia M. Domes said...

Ah... Qué lindo escucharte... con esa sensibilidad exquisita...

Abrazos,

Lidia

 
At 22/3/09 10:38 a. m., Blogger mangeles said...

¿Sabes que los Japoneses, cuando beben se ponen azulillos en vez de rojos? jeje es por la piel.

Bueno que muy lindo e instructivo el post. Muy bellas las fotos...y....dices que eres Aries...pronto es tú cumple ¿no?

BESOS CHICA BUENA

 
At 22/3/09 12:40 p. m., Blogger marisa said...

¡Cuánta belleza has desplegado en esta entrada! he sentido tanta paz al leerla, tanta energía...Eres una mujer increíble y no me cansaré de repetirtelo amiga Pizarr, nunca. Un abrazo.

 
At 22/3/09 4:27 p. m., Anonymous Anónimo said...

No te imaginas cuanto me ha gustado esta entrada. Mi gusto por la estética japonesa es pasión. Releo por quinta vez tu comentario mientras escucho esta relajante música. Precioso.
Besos. Kreta

 
At 22/3/09 8:13 p. m., Blogger cieloazzul said...

Que lindo leerte amiga!!
y leerte con esta filosofía de vida tan completa y llena de armonía con la naturaleza...
besos mi niña!!
abrazos:)

 
At 23/3/09 2:16 a. m., Blogger Mary said...

Hola Pizarr. Que hermoso regalo. Me encantò, la filosofìa oriental, la armonìa entre el cuerpo y el espiritu... Gracias. Espero que tu niña estè mejor. Un abrazo

 
At 23/3/09 2:47 a. m., Blogger Airblue said...

¡Madre mia....! estoy con la boca aún abierta despué de leerte. Sabía lo mucho que abarcas pero no sé de donde sacas el tiempo para hacer tantas cosas..... Va a ser difícil que encuentre un ost mejor.

Te digo como Genio (ya sabes que le llamo así siempre) me quedo con las hojas que pintó tu madre, son preciosas:

"Hojas secas de lágrimas
cabriolas de viento
acuarelas de vida".

Siempre me sorprendes. Un beso a las dos.

 
At 23/3/09 4:44 a. m., Blogger De Lirium soy said...

Qué agregar a lo que han dicho los demás... la música acompañó mi lectura... fascinan las imágenes, fascina lo que cuentas. Hermosa imagen otoñal la realizada por tu ama. Y esos haikus que alimentan también la sensibilidad de quienes te visitamos.
Como siempre un post para disfrutar, para aprender, que despierta emociones profundas...
Seguramente esta primavera te deparará bucles de todos los colores, y seguramente de a poco se irán cumpliendo tus deseos. No puede ser de otra manera con la energía positiva que desplegás en cada entrada.
Un fuerte abrazo

 
At 23/3/09 7:27 a. m., Blogger ybris said...

Tu sensibilidad, tus conocimientos y tu entusiasmo son contagiosos.
Tanto como tus fotos y tus haikus.
Me hubiese gustado recorrer el Guggenheim con Murakami y ver también esa luna.
Aunque, según tengo entendido y tengo pendiente de comprobar, el tamaño de la luna a su salida es sólo un efecto óptico aún no explicado satisfactoriamente y, por tanto, las fotos no captan el tamaño aparente sino el real.
En todo caso puedo asegurarte que resulta seductora esa esencia de la cultura japonesa concentrada en tan sencillas palabras:
Setsu-Getsu-Ka

Gracias por todo. Muchos besos.

 
At 23/3/09 9:29 a. m., Blogger MentesSueltas said...

Hola Pizarr, tambien amo esa cultura, me transmite paz, alegria y reflexion. Bellas tus experiencias.
Ahora sé por que me gusta tanto leerte...

Te abrazo, detras del cerezo.
MentesSueltas

 
At 23/3/09 10:03 a. m., Blogger Ñoco Le Bolo said...

Con la mirada muy asombrada...

Creí que nunca se acababa... Varios posts en uno solo. Estás muy creativa. No sé si esa bola roja te ha abducido. Ufff. Y con tanta cultura japonesa... ¿te gustará comer crudo? Uf Uf.
Hala, a seguir así...

... soplos como brisas

CristalRasgado & LaMiradaAusente
_____________________________

 
At 23/3/09 11:09 a. m., Blogger Nausicaa said...

Gracias por compartir con nosotros tanta belleza, eres una privilegiada, no por las cosas q te ocurren, si no por como sabes saborearlas. Creo q ese es uno de los secretos de la felicidad, así q tengo mucho q aprender de ti.

Al menos me siento un poco mejor sabiendo q estaba entre los tesoros del museo :P

 
At 23/3/09 11:23 a. m., Blogger Jesús Arroyo said...

Plasmas tanta belleza oriental... No se, me dan ganas de apuntarme a ciertos cursos.
Besos.

 
At 23/3/09 11:40 a. m., Blogger Antonio said...

Muy lindo querida amiga este post me has entregado un pòco más de conocimiento oriental y la verdad es que he quedado asombrado por todas esas actividades que desarrollas.
El Haiku que más me ha gustado es el de las hojas de otoño pintadas por tu ama y también ese "Despojándome Camino por el mundo Nada más que hacer".
Un besito y un abrazo a las dos.

 
At 23/3/09 11:06 p. m., Blogger santiago said...

impresionante post de cultura japonesa, me encantó, respecto al museo, para los que somos de Bilbao ya casi no nos impresiona, estamos como acostumbrados.
Un abrazo y un placer leerte

 
At 24/3/09 2:12 a. m., Blogger sergio astorga said...

Pizarr:
La primavera
se colma con tus signos.
Amarillo en flor.

El abrazo te extrañaba.
Sergio Astorga

 
At 24/3/09 1:06 p. m., Blogger El Secretario said...

Hola Pizarr.


Bucles, caminos,
hilos entretejidos
que se van cruzando,
a veces con armonía,
a veces con dolor
(del que se aprende...), reacciones,
relaciones,
retenciones,
reposiciones,
redacciones...

Hace pocos días, Futuro Bloguero publicó algo sobre el Ohanami.
Hace pocos días leí sobre la exposición de la obra de Murakami.
Hace pocos días leí la enésima novela del otro Murakami...

Hace pocos días.
Hace poco.
Hace.
¿Hace?


Abrazo hacedor.

 
At 25/3/09 7:26 a. m., Blogger Susana Vera-Cruz said...

Si amiga querida, la cultura japonesa es riquìsima en tradiciones que atraen a muchos.
Es tan simple , tan natural, pero a la vez tan completa con respecto a la visiòn de vida que poseen.
Me alegra mucho, verte asì contenta y vibrando con cada descubrimiento que vas haciendo. Te estàs mimetizando con lo que te gusta y eso es muy provechoso, para la vida que se desea llevar, màs todavìa si los problemas en un momento, te hicieron decir, basta!!

Que rico entonces por ti, mi querida Pizarr y te deseo lo mejor en este aprendizaje.

Te dejo una caracola llena de besos y te invito a reencontrarte con El Alma, en Pensamientos en el Agua, mi recordada amiga.

Que tengas un lindo dìa primaveral amiga

Susana-Agualuna

 
At 25/3/09 6:30 p. m., Blogger Sibyla said...

Querida Pizarr:

Qué enriquecedor todo lo que he leído! Un placer enorme encontrarme con tus letras cargadas de significados.
Mientras te leía recordaba la fiesta de los cerezos en flor, tan típica de Japón. Y la escritura es una exaltación de la belleza en tinta.
Mi esposo dio un curso en la Facultad sobre escritura china, y fue una experiencia muy gratificante.

Estoy enamorada, desde que se construyó, del edificio del Guggenheim, como bien dices es espectacular y maravilloso; todas sus aristas lucen de diferente forma según el halo de luz que las acaricie...

Te dejo un abrazo enorme, para tí y tu pequeña:)

 
At 25/3/09 7:38 p. m., Blogger Carla said...

Muy buen post! Me alegro por ti de que hayas encontrado el lugar que buscabas...
Muy buenas las fotos!

 
At 26/3/09 7:07 p. m., Blogger Muñekita! said...

a mi tambien me encanta la cultura oriental...beliisimas fotos!!

buen blog^^ nos estamos leyendo!

 
At 27/3/09 10:12 p. m., Blogger Cecy said...

Te deje un regalito en casa.
besos.

 
At 28/3/09 1:33 a. m., Blogger Ana said...

Gracias por compartir esa sabiduría y experiencias orientales, me fascina todo lo que comentas, letra a letra.
Es una atracción inexplicable que siento hacia todo el mundo oriental, esa búsqueda del equilibrio y la paz interior.

Preciosa entrada, letras e imágenes. Zorionak.

Muxus para las dos, se me cuidan bihotza.

 
At 28/3/09 9:49 a. m., Blogger calma said...

Me voy a repetir amiga, pero me fascina cualquier cosa que nos muestras, llenas de sensibilidad el aire, y eso lo consiguen poquitos.
El mundo oriental me atrae, escucho mucha música, me relaja.
Espero que las cosas vayan mejorando, que tu hija esté cada día un poco mejor, os recuerdo siempre.
Abrazos a ambas.

 
At 29/3/09 8:36 p. m., Blogger El búho rojo said...

Bueno, hay quien como hobby, juega al mus...

La cultura oriental, (a pesar de que yo, la japonesa no la conozco en exceso), siempre es de un cuidado equilibrio místico y material que parece que estás sabiendo aprovechar...

Confío que esto sea una buena señal de que los caminos del pasado, van floreciendo según se acerca la primavera...

Un beso

 
At 29/3/09 9:48 p. m., Blogger Susanita said...

El Credo del Samurai

No tengo parientes
Yo hago que la Tierra y el Cielo lo sean.
No tengo hogar
Yo hago que el Tan T'ien lo sea.
No tengo poder divino
Yo hago de la honestidad mi poder divino.
No tengo medios
Yo hago mis medios de la docilidad.
No tengo poder magico
Yo hago de mi personalidad mi poder magico.
No tengo cuerpo
Yo hago del estoicismo mi cuerpo.
No tengo ojos
Yo hago del relampago mis ojos.
No tengo oidos
Yo hago de mi sensibilidad mis oidos.
No tengo extremidades
Yo hago de la rapidez mis extremidades.
No tengo leyes
Yo hago de mi auto-defensa mis leyes.
No tengo estrategia
Yo hago lo correcto en la vida es mi estrategia.
No tengo ideas
Yo hago de tomar la oportunidad
de antemano mis ideas.
No tengo milagros
Yo hago de las leyes correctas mis milagros.
No tengo principios
Yo hago de la adaptabilidad
a todas las circunstancias mis principios.
No tengo tacticas
Yo hago del vacio y la plenitud mis tacticas.
No tengo talento
Yo hago que mi astucia sea mi talento.
No tengo amigos
Yo hago de mi mente mi amiga.
No tengo enemigos
Yo hago del descuido mi enemigo.
No tengo armadura
Yo hago de la benevolencia mi armadura.
No tengo castillo
Yo hago de mi mente mi castillo.
No tengo espada
Yo hago de mi No de mi mente una espada.

 
At 31/3/09 11:49 a. m., Blogger Francisco Ortiz said...

No buscar y entonces hallar. No ir hacia las cosas, sino dejar que lleguen a ti.
Dos enseñanzas nos dejas.
Se agradece mucho. Un saludo, apasionada de esa maravillosa cultura.

 
At 31/3/09 11:10 p. m., Blogger Luna Azul said...

Hola Pizarr, buenas noches paso sólo a saludarte. ¿Todo bien? Espero que no estés enredada en un bucle de la vida.
Un abrazo

 
At 1/4/09 12:51 a. m., Blogger Jorge Arce said...

Hacía mucho tiempo no venía por aquí. Extrañaba tus palabras. ¿Cómo va todo? Un abrazo muuyy grande!!

 
At 1/4/09 8:27 a. m., Blogger Conciencia Personal said...

Pizarr: un placer navegar en tus letras, en tus alegrías y conocimientos compartidos, hoy aprendí más de ti, que de la cultura oriental. Un abrazo lleno de admiración para ti y tu nena.

besos, Monique.

 
At 2/4/09 12:00 a. m., Blogger Ana said...

Un inmenso abrazo y mi cariño para las dos.

Muxus y ánimo, la primavera despierta los buenos presagios.

Muxus bihotza.

 
At 2/4/09 7:35 a. m., Blogger mangeles said...

¿Qué pasa colega, vas a recuperar todo el trabajo atrasado en 1 mes? ¿O es que vas a hacerte rica trabajando?...¡Dejalo mujer¡...respira un poco...¡si ahora esta todo el mundo sin curro¡...venga...ponnos un post nuevo y deja el despacho...

Un besazo

(Espero que la nena esté ya muy recuperada...otro beso para ella)

 
At 4/4/09 12:42 a. m., Blogger la jardinera said...

Estoy en el sofá, apoyada contra los cojines, escribiendo en un ordenador recién estrenado, con tu musiquita de,fondo con tus letras como caricias, y no sabes lo delicioso que se está...

Yo tb pienso que hay que dejar que las cosas y las personas tomen sus rumbos, que los acontecimientos no los movamos con nuestras manos. Todo llegará, si tiene que llegarnos.

Besitos para ti y para la niña de tus ojos,

PD: Precioso el cuadro de tu mami y lindos tus haikus, Mua,

 
At 4/4/09 5:30 a. m., Anonymous lully desnuda said...

Hola Pizzar!!

Ese lugar que rodea el puente y que bien nos muestras en la imagen, se roban mi espíritu.
Suspiro por tu buen tiempo invertido en esa cultura milenaria, eres privilegiada. Gracias por compartirnos todo esto con especial sentimiento.

Un abrazo desde mi espíritu!

 
At 4/4/09 4:28 p. m., Blogger Dédalus said...

¡Se te lee tan bien! Consigues que uno discurra por entre los vericuetos de tus dias (porque escribes en clave de diario), acompañado por la rica sencillez de cuanto dices e ilustras con fotografías.
Eres contadora, registradora... de momentos. Y yo particularmente lo agradezco; agradezco llegarme hasta tu (nuestro) Bilbao y verlo desde esos ojos achinados con los que lo haces, desde que te sumerges en las historias y la cultura del Lejano Oriente... ¡Qué bien!
Por cierto, Meriyou: En un primer golpe visual, al ver la fotografía del BI (primavera), me ha parecido entrever un juego de perfiles fundidos en algo que podría haber sido un beso... Pero sólo al principio.
Enhorabuena por tus progresos, en todo orden de cosas.
Un abrazo, desde esta tan bella rada abierta al mar y a los sueños.

 
At 4/4/09 9:04 p. m., Blogger SAFIRO said...

Hola Pizarr, estoy tratando de entra a tu sitio con un ramo de flores, como la que adorna Buenos Aires, se me hizo difícil el viaje y ahora no encuentro donde dejar ese ramo de "florcitas"...Ja Jaa
y eso que Mafalda me está ayudando!

Me alegró encontrate, también estoy con poco tiempo, te cuento que los estudios de Diegui recién empiezan, vamos bien, son controles que deben hacerse. Pero aparte de trabajar, mis hijos han decidido este año, empezar estudios de perfeccionamiento, y cuando ellos hacen una movida...me cambian todos los horarios.

Estamos todos bien y pasando buenos momentos. Pizarr, espero que vos y tu hija estén muy bien y disfrutando de la bella primavera.

Gracias por todo.
Que tengan un hermoso fin de semana.

Abrazo y besos

 
At 6/4/09 2:22 a. m., Blogger Allek said...

que tal..
pasaba a saludarte
te dejo un fuerte abrazo..

 
At 7/4/09 1:41 p. m., Blogger Fair Lady said...

Siempre que entro en tu blog, me invade una tranquilidad sorprendente para mí (soy muy nerviosa), parece que el tiempo se para un instante para poder disfrutar de tus fotografías y textos... Supongo que le pasará a más de uno cuando viene, es una sensación extraña a la vez que produce bienestar placentero... Es una delicia pasar por tu casa:-)

Gracias por estos momentos tan agradables. Un beso enorme querida amiga, espero que todo bien.

 
At 12/4/09 11:41 p. m., Blogger francisca said...

te leo con atención, Pizarr, y con recuerdos. Cuando niños nuestros mejores amigos, de la mismas edades de mi hermano y hermana que me siguen y de la mía eran tres chicos de padre estadounidense y madre japonesa que vivían en la casa de enfrente y que estuvieron presentes desde los 5 hasta que cumplimos los mayores 17 años.

La señora Fumiko era un mundo insondable y sin embargo cercano por el cariño que desparramaba pero cariño de acciones no como el occidental de abrazos. Ella y mi madre se entendía a la perfección, hablaban lo preciso y sin embargo cultivaban entre ellas un lenguaje de muchos silencios, no sé todavía si era mi madre la que se plegaba al silencio japonés de ella o al revés.

Menuda y delgada solía sentarse momentos eternos en el suelo con las piernas cruzadas frente a una pecera de peces negros alargados que apenas si se movían del fondo y a los que les rodeaban un sinnúmero de pecesitos también negros y era como que no estaba presente. Pasábamos junto a ella corriendo y el entablado resonaba, pero ella ni pestañeaba.

Una de sus aficiones, cuando no leía, era dibujar con tinta. Muchas veces le ví dubujar caracteres como los tuyos...todo siempre en silencio.

Recuerdo haberla visto con kimono, como en la foto, muy erguida y seria, con aire de orgullo y con esa sencillez que le caracterizaba al mismo tiempo.

Gracias, Pizarr, una vez más por contarnos de tu luna que se escapa, de tus experiencias que enriquecen y por traer con tu narración recuerdos hermosos.

Un beso grande,

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

>