EL MUNDO DE LOS SUEÑOS

18 enero 2007















LA MANIFESTACION... mis recuerdos... mis fantasmas y mis sueños.














Antes de empezar mi relato, he de decir que agradezco muchísimo, el que algunos de mis compañer@s de foro, me hayais animado a contar mi experiencia. Sin embargo, no sería justo por mi parte si no dijera, que lo que al final me ha hecho animarme a colgar mi relato en este blog, han sido las palabras que hoy me enviaba " un amigo " por correo. Sus palabras me decian lo siguiente:











"soltá ese relato... merece que lo leamos... si te salió del alma como seguro lo es... espántate a esos fantasmas con tu arte... está bien tener miedo... ero mejor es vencerlo... eso quieren... que tengamos miedo... por eso está bueno derrotarlos... y vengar tanta muerte inocente... así que arriba... con todo mi apoyo... espero leer eso pronto"

























El sábado amaneció esplendido, como augurando un gran día. Me consta que nada, ni nadie habría impedido a quien así tenía pensado hacerlo, acudir a la manifestación. Aunque no cabe duda de que multitud de familias que acudieron con niños, con bebes, con ancianos, etc… quizás no hubieran podido hacerlo en caso de lluvia.

Desde que abrí la puerta del portal y pisé la calle, noté que esta vez era diferente. Oleadas de personas se dirigían hacia el mismo lado. En otras ocasiones el signo político de los convocantes, suele provocar que mientras unos van, otros vienen, es decir nadie quiere que su presencia casual en el entorno de la manifestación se preste a confusiones.

Cuando atravesaba las cinco manzanas que separan mi casa de la Gran Vía, tuve un sueño. Nada me hubiera gustado más que compartir la marcha, rodeada por la derecha de una cuadrilla de “viejos” militantes del PNV, como no, con su txapela y por la izquierda de un grupo de jóvenes de la izquierda abertzale, ataviados con su peculiar e inconfundible look. Delante y detrás, cualquier otro colectivo, de derechas, de izquierda, de centro….a todos estos, generalmente no les delata su indumentaria.

Eso hubiera sido un éxito tan grande de la sociedad frente al terrorismo de ETA, que creo que como mínimo, hubieran tenido que dedicar alguna de sus reflexiones al análisis de lo acontecido.

Esta manifestación por primera vez en muchos años, se celebraba de nuevo, como antiguamente, en la Gran Vía, debido a que la calle donde se celebran habitualmente está en obras.



























Enseguida me di cuenta de lo que esta marcha silenciosa iba a significar para mí. Sabía que ese recorrido iba a remover viejas heridas. En esa Calle, hay demasiados recuerdos de los peores momentos vividos por mi, en relación al terrorismo. Sin embargo es curioso, cuando acudo a ella casi a diario a pasear al anochecer, no se me remueve todo lo que el sábado se me removió.

A lo largo de la marcha tuve que pasar en primer lugar por delante del edificio, en el que yo trabajaba, cuando explotó MI PRIMERA BOMBA. (En una de las fotos sale dicho edificio). Llevábamos años con falsas alarmas, con alarmas confirmadas, con bombas desactivadas, bombas en las cisternas de los baños. Incluso se había establecido un sistema de timbres, para que la plantilla conociera lo que había que hacer en cada caso. He de deciros, que los nervios se apoderaban de nosotros y nunca sabíamos si lo que tocaba era salir corriendo o permanecer inmóvil. Tampoco pude nunca distinguir si el aviso era de fuego o de bomba... al fin y al cabo, casi me daba lo mismo.


Aquella explosión cambió mi vida de manera radical. Hubo compañeros que se tiraron por las ventanas del segundo piso. Gracias a Dios, casi todas las ventanas al tratarse de un edificio antiguo, estaban atascadas y no podían abrirse. Ya que no se que hubiera ocurrido en caso de poderse abrir todas las ventanas. En la huida despavorida, la gente se pisaba por las escaleras, en un desesperado afán de llegar a la calle.

El mayor impacto, sin embargo, lo recibimos al llegar a la calle y ver toda la zona acordonada y las ambulancias y los coches de policía esperando. En un primer momento nos pareció una atrocidad que no se hubiese procedido a llevar a cabo un desalojo y sin embargo hubiera habido tiempo de llamar incluso a la prensa.

Después comprendimos que gracias a eso, no hubo que lamentar mayores desgracias.






Cuando al día siguiente vi en la prensa y en la televisión las imágenes del lugar en el que yo me encontraba cuando estalló la bomba, creí morirme. No podía creer que estuviésemos vivos. Es increíble que a pesar de que tras el estallido el fuego comenzó de forma inmediata, fueron suficientes unos minutos para poder desalojar todo un edificio, antes de que las llamas devoraran varias plantas y multitud de archivos.

A partir de ese momento, algo se rompió dentro de mí, algo me impedía vivir de manera tranquila. Eran muchos años ya de carreras, desalojos, amenazas, miedos, temores. No solo en el entorno laboral, sino también en la universidad. Eran ya muchas las personas conocidas que se habían ido quedando en el camino. Muchos los extorsionados... MUCHOS... muchos de todo.

En unos meses me trasladé a Alicante, no conocía ni siquiera la zona. Mi situación personal, facilitó ese traslado. Con un mapa en la mano, empecé a eliminar destinos, por frío, por calor, por tal, por cual causa y terminé allí. Sinceramente creo que fue la decisión más sensata de cuantas he tomado en mi vida. Mi única premisa fue que hubiese mar.

Durante casi 8 años intenté olvidarme del terrorismo. Sin embargo aunque el día a día se vivía tranquilamente, enseguida empezaron los atentados en las zonas turísticas y con ello de nuevo el miedo. Además todo lo que se vivía en el País Vasco, lo seguía a través de la prensa o de la televisión con mucha más inquietud y preocupación de lo que hubiera sido normal.

Por otro lado, el lugar que elegimos mi pareja y yo para vivir, era un sitio apartado, aunque a escasos 15 minutos en coche de nuestros trabajos. Buscábamos paz, tranquilidad, calma y sosiego en nuestras vidas. Sin embargo, enseguida llegaron los dimes y diretes en el pueblo al que pertenecía nuestra casa. Que si éramos terroristas huidos, que si la matrícula era de Bilbao, que si éramos muy extraños y solitarios….

Gracias a Dios, en cuanto se informaron (incluso la guardia civil del pueblo lo hizo) y descubrieron donde trabajábamos y de que “familia” era mi pareja, todas las suspicacias desaparecieron y pudimos por fin iniciar una vida verdaderamente tranquila y relajada.

Cada mañana, yo acudía en mi 600 al pueblo, se llamaba Lucas ( sí... tenía nombre mi coche ) , fué un hermoso regalo que mi pareja me hizo, acondicionándolo con todo lujo de detalles. Llamaba verdaderamente la atención, parecía salido de un museo. Como digo, cada mañana, me dirigia al pueblo,
lo dejaba aparcado delante del cuartel de la Guardia Civil y cogía el autobús de línea que tras recorrer 14 kms. me dejaba en la puerta de mi trabajo. Al volver a las 3 hacía el recorrido inverso.

Cuando a los 7 años de permanecer en Alicante, aprobé la quinta y última de las oposiciones, que he realizado a lo largo de mi vida laboral, la que me facilitó el acceso al puesto que ahora ocupo, tuve de nuevo que elegir. En Alicante no había vacantes y en Bilbao sí. Además para entonces empezaba a pesarme ya demasiado el alejamiento de mi tierra y de mi familia, aunque he de reconocer que aquellos años fueron increíbles, porque tuve la oportunidad de conocer una Comunidad diferente totalmente a la mía, en todo, costumbres, clima, formas de ser, de trabajar y de vivir de las personas, etc... Eso te enriquece un montón como persona y te ayuda a comprender un poco mejor a los demás.

Allí hice grandes amigos, todos ellos curiosamente también de fuera, pero afincados por uno u otro motivo en esa maravillosa tierra. Hoy tantos años después los sigo conservando, visitando, etc…

Como la vida a veces parece convertirse en una especie de circulo, en el que se van enlazando los episodios... unos años después de estar ya de nuevo en mi tierra, una bomba atentó contra ese cuartel de la Guardia Civil de aquel pueblo, que años antes nos había acogido con los brazos abiertos. Casualidades de la vida, la explosión fue en el lugar exacto donde yo aparcaba aquel 600 cada día durante años. Ya veis, un lugar que para mí era el símbolo inequívoco de que allí estaba seguro, al lado de la Guardia Civil.

La marcha de la manifestación continuaba mientras yo seguía absorta en los recuerdos que aquella primera bomba, me provocaban. Sin embargo pocos pasos después, de nuevo tuve que enfrentarme a dolorosos recuerdos. Pasamos delante de una multinacional francesa, encima de la que tuvimos la mala fortuna de alquilar nuestro primer piso al volver a Bilbao.

Quien me iba a mí a decir, que nada más volver a mi tierra, a los pocos meses, me iba a estallar en plena noche MI SEGUNDA BOMBA. La colocaron en el edificio de esa empresa francesa, encima de la cual vivíamos. Literalmente nos levanto de la cama por los aires y aterrizamos en la alfombra. Al mismo tiempo las cortinas y las barras que las sujetaban eran arrancadas de cuajo y nos caían encima. Las lámparas se rompieron. Los cristales también. TODO TEMBLABA. Pensamos que era un terremoto y nos alejamos de la zona externa de la casa, hacia el interior. Cuando aquello cesó, nos pusimos una bata y las zapatillas y salimos corriendo a la calle. Enseguida comprendimos que de nuevo se trataba de una bomba.






Es dificil explicar, la impotencia, el miedo y la rabia que uno puede llegar a sentir en una situación semejante. Aquella bomba, de alguna manera marcó de nuevo un antes y un después en mi vida. Cada paso que daba, lo hacia pensando, por esa calle no, que vive tal o cual político, por esa tampoco, que hay una empresa francesa, por aqui tampoco... ni por aqui... ni por esa....ni por la otra... Todo era absurdo, porque cuando menos lo esperabas o donde menos lo esperabas se podía producir el atentado o el coche bomba o la explosión.














Todavía, antes de podernos cambiar de vivienda, sufrimos de nuevo la explosión de una TERCERA BOMBA. Los daños materiales de ésta fueron aún mayores, pero para entonces, como se trataba de una vivienda antigua, de las que todas las habitaciones son dobles, es decir tienen una especie de gabinete o sala unida a cada habitación, yo había cambiado los muebles, situando las camas en la parte interior, muy alejada de las ventanas y la parte exterior de cada habitación, la que daba a la calle, las había habilitado en forma de salita, despacho o vestidor.

Viviendo todavía en esta casa, aún tuve que padecer, como una mañana de pronto me avisan unas vecinas a mi despacho, que acaban de asesinar en la salida de nuestro garaje a una persona que viajaba en un BMW del modelo que llevaba mi marido. Tardé casi una hora en saber que no era él. Resultó que a la misma hora y en el mismo garaje y con el mismo modelo y color de coche, salía al parecer un militar todos los días. Ambos se cruzaban a diario. Aquel día mi marido había salido antes porque tenía una reunión. Yo no lo sabía, porque yo salía de casa a las 7,30 y el lo hacía sobre las 9. No conseguía localizarle y nadie me daba razón de quien era la persona fallecida, el cordón policial impedía el acercamiento hasta que el juez llegase al lugar. Ese pobre militar fue asesinado con un tiro a través de la ventanilla, a sangre fría. Mi marido no supo nada de esto hasta el mediodía al volver a casa.

Por todos estos lugares tuve que pasar el sábado y sinceramente pensaba que lo tenía más borrado de mi mente. Se que son cosas que jamás podré olvidar, pero pensaba que ya no me dolían tanto.

A pesar de reavivar todos estos recuerdos, también he de decir, que la manifestación fue muy diferente a otras. Ante todo se respiraba calma, tranquilidad. No había crispación alguna en el ambiente. Fue absolutamente silenciosa y respetuosa. Sin pancartas, sin banderas... Tan solo los deseos de todos flotando en el ambiente... PAZ... tan solo ese sueño...LA PAZ...




























No tuve más remedio que comparar esta marcha, con la última de las que se llevaron a cabo en esta misma calle. Fue la de Miguel Ángel Blanco. En aquella, yo participé desde dentro del cordón policial. Había rabia, mucha rabia y mucho miedo, en aquellos momentos y sobre todo muchísima impotencia. Dentro de aquel cordón policial, había muchos más guarda espaldas que políticos y personas protegidas en aquella ocasión. CUANTO DOLOR Y CUANTA RABIA CONTENIDA HUBO AQUEL DIA.











Dentro de aquel cordón policial, en aquella ocasión iba al lado de mi amigo X, unos días antes habían atentado contra su vida, pero por esas fatalidades del destino, esa mañana no sacó él, el coche del garage, lo sacó un familiar que desgraciadamente perdió las piernas.











Siempre he admirado la manera en que ha sabido vivir con todo esto. Una de las últimas veces que le visité en Donosti, tuvimos que compartir los juegos de nuestros hijos, rodeados de guardaespaldas.

El sábado sin embargo había muy pocos guardaespaldas, por desgracia y por experiencia, los distingo a lo lejos. Eso me gustó, porque de alguna manera significa que cada día que pasa, más personas van pudiendo vivir tranquilas. Los que no habéis pasado por nada parecido a esto que relato, no podéis imaginaros lo que significan los periodos de tregua. Es como si de pronto uno fuese libre de hacer, de ir, de venir. No se como explicarlo. Es que te sientes libre hasta de pensar y de hablar en cada momento lo que te venga en gana, aunque te cueste hacerlo.

























El otro día decía me decía, casi me increpaba un forero, que si me creía yo, que solo había atentados en el País Vasco, que todo el mundo sufría igual, porque los había en todas partes. Totalmente de acuerdo con el, pero tendréis que permitirme decir, que una cosa es un atentado en cualquier lugar en un momento determinado, que por supuesto que marca de por vida a quien lo padece y otra bien distinta es vivir cada día durante muchísimos años con algo, no como lo que yo he vivido, que sinceramente es de lo más suave, frente a las vidas marcadas de verdad de cientos de profesores, políticos, concejales, miembros de partidos, empresarios, cargos de la administración, etc…eso si que es sobrevivir cada día a una pesadilla.

También pasamos a lo largo del recorrido de la manifestación, por mi primer destino a mi vuelta a Bilbao, en ese destino, tuve relación con Fernando Buesa, ambos trabajábamos en Organismos diferentes, pero en los primeros meses de mi incorporación, antes de acceder al puesto que actualmente ocupo, realicé un trabajo que tenía mucho que ver con la adaptación de los diversos Colectivos y Organismos a las transferencias que se iban haciendo, bien al Gobierno Vasco, bien a la Diputación, bien a Osakidetxa, etc…Por ello compartimos muchas horas de papeleo juntos.

Pocos años después me enteré en el despacho, por la radio de un compañero, de que acababan de asesinarle en Vitoria. Esa muerte me afectó de una manera muy especial. Por primera vez desde mi vuelta de Alicante, me plantee de nuevo, desaparecer definitivamente de mi tierra. Además para entonces, llevaba ya 4 años divorciada y podia hacerlo sin necesidad de contar con nadie. Pero tras analizarlo sensatamente, pense que si lo hacía, toda mi vida tendría a mis espaldas esa sensación de huida, de haberme dejado vencer por mis miedos, mis temores... que se yo...











Ya veis, la gran preocupación de Fernando Buesa, era no fracturar a la sociedad vasca. Hoy le dolería el alma, si viese las discrepancias tan grandes creadas entre los partidos políticos, en torno al tema del terrorismo.

A partir de este momento de la marcha y durante otra hora más, mis recuerdos, a modo de fantasmas que flotaban en el ambiente, me acompañaron en silencio. Tantas otras personas conocidas y no conocidas, que se han quedado en el camino... tantos empresarios que tuvieron que abandonar su tierra... tantas empresas huidas del País Vasco... tantas personas que por dignidad han mantenido sus empresas, pero han trasladado a sus familias fuera del País Vasco, e incluso fuera de España... TANTO... de tanto...

























Otro de los grandes cambios que observé el sábado a lo largo del recorrido, fue que todos los comercios permanecían abiertos con total normalidad, hace pocos años, era impensable una manifestación con los comercios abiertos. Además literalmente, la Gran Vía de Bilbao, se blindaba, todos los comercios, las grandes firmas y los grandes Bancos que se ubican en la misma, recubrían sus fachadas con unas persianas de acero que impedían cualquier acceso a los escaparates, fachadas, etc.

Tampoco se vivió ni un solo enfrentamiento con componentes de partidos, asociaciones, etc... de cualquier signo, diferentes a los que participaban en la manifestación.




























Al final de la misma, no hubo discursos, tan solo unas palabras del Lehendakari agradeciendo al pueblo su participación y un recuerdo silencioso para las dos personas asesinadas.

























Cuando empecé a escribir mis pensamientos del sábado, no me creí capaz de plasmar esas vivencias que tanto daño me hicieron, sin embargo ahora que lo he hecho, no se si seré capaz de publicarlo.

Sin más la disolución de la manifestación, se llevo a cabo de una manera absolutamente normal, mientras los que habíamos llegado al Ayuntamiento nos disolvíamos, aún durante más de media hora siguió llegando gente, procedente de la cola de la manifestación.























Tan solo me queda añadir, que confio en que el sentido común impere en los representantes políticos y sean capaces de dar los pasos necesarios para que cuanto antes se consiga LA PAZ.











Etiquetas:

16 Comments:

At 18/1/07 2:58 p. m., Anonymous Anónimo said...

Querida Piza, no sabes cuanto me alegro por ti, que tuvieras el valor de enfrentarte a los recuerdos del pasado, a dominarlos para contarlos, creo, sinceramente y así lo espero, que has dado un paso de gigante para consolidar tu estabilidad anímica.
Bravo amiga, valiente, nada ni nadie podrá pararte.
Un fuerte abrazo, Genín

 
At 18/1/07 5:45 p. m., Blogger Fantasia06 said...

Piza es un relato que se me han puesto los pelos de punta al leerlo, me alegro de que hayas tenido el valor de ponerlo, eso demuestra lo gran persona que eres y ademas de una verdera artista

 
At 18/1/07 8:50 p. m., Anonymous Airblue said...

Liberar nuestros fastasmas, nuestros miedos, no es liberarnos del pasado, es enfrentarnos a él. Pizarr, siempre he intuído que algo te había hecho sufrir y mucho y me alegro que hayas tenido la valentía de contar lo que tanto daño te ha causado. Es una terrible y no deseable experiencia, Es una pesadilla de esas que parece imposible que sucedan y sin embargo suceden y dejan una profunda huella.Yo tambien escapé de milagro de un atentado. El día anterior a una elecciones vascas, un sábado a las doce de la noche, salíamos mi marido y yo de un restaurante donde habíamos cenado tranquílamente. A unos veinte metros en la esquina de la calle Goya con Velázquez, estalló un potente artefacto en una sucursal del banco de Bilbao. No me digas cómo, pero salimos ilesos, ni siquiera la onda expansiva nos rozó.... pero el miedo y el horror fué sin duda indescriptible.

He empezado diciendo que liberar nuestros miedos no es olvidar un pasado. Sin embargo es la mejor ayuda.Yo tambien tendría que hacerlo, ser valiente y decir cosas que llevo dentro dese hace mucho tiempo y que sé que me vendría muy bien contar para poder paliar un poco las cicatrices que me han dejado.
Quizá algún día encuentre la fuerza. Esa misma que has encontrado tú.

Adelante ! AIR

 
At 19/1/07 2:18 a. m., Blogger PIZARR said...

Pues gracias por entenderme, porque dudaba mucho, tras escribirlo, de si colgarlo o nó.

He de deciros que la parte de mi vida,que más desasosiego y más problemas me ha producido, no se refiere a este tipo de terrorismo, sino a otra manera de minar, de socavar la voluntad y el interior de las personas, o por lo menos de intentarlo.

Esa parte de momento,sigue estando oculta dentro de mí y muy poquitas personas más la conocen.

Air..te diré, que para nada esta parte de mi vida relacionada con el terrorismo de ETA, es la que de alguna manera, más " me ha marcado ", es ese otro tema del que evito siempre hablar, el que si que me ha hecho daño de verdad y lo que es peor.....sigue haciéndomelo.

Existen muchos tipos de terrorismo.....y aquí lo dejo......

Ocurre, que todo esto, relacionado con el terrorismo de ETA, pues está estos días muy presente y entre las conversaciones del foro y la prensa, etc...pues se me revolvió de nuevo.

En fin...que nada chic@s que sabeis como soy y que puedo con todo lo que la vida me vaya poniendo por delante. Aunque por el camino mi salud se haya alterado un poquillo....Pero todo pasará....SEGURO

UN BESO INMENSO A TOD@S

 
At 19/1/07 9:39 a. m., Blogger Fantasia06 said...

Pizz no deberias guardarte nada para ti sola y menos algo que te hace daño esa es mi opinion peroo si no lo cuentas tus razones tendras

Cuenta conmigo para lo que quieras :D

Te ha gustado la pedazo sonrisa de mi blog ejejeje y a lo de Minerva mi respues es SI yuju

 
At 20/1/07 4:02 a. m., Blogger Runa said...

Es en momentos como éste cuando uno echa de menos el no disponer de ese maravilloso don de la palabra... porque las sensaciones que a uno le embargan cuando lee cosas como las que nos has contado aquí, Pizar, son tan intensas que a mí se me queda pequeño el vocabulario para expresarte lo que me has hecho sentir.

Pero aunque mis palabras se hagan pequeñas entre mis sensaciones... surge una que si merece ser escrita en mayúsculas: RESPETO, y no porque sea un grito... sinó porque sólo así puedo transmitirte el impacto que ha supuesto oírte (porque más que leerte, ha sido como si te hubiera escuchado aunque desconozca tu voz)

Porque provoca un respeto inmenso el hecho de que alguien haya tenido que convivir durante tanto tiempo con la incertidumbre, con la angustia, con el no saber si cualquier día puede cerrarse de golpe la puerta del futuro.

Y respeto por compartir esas tremendas vivencias, por dejar que desde aquí... unos seres humanos anónimos se asomen al balcón de tus propias emociones.

Gracias por compartir esto con nosotros, sobre todo porque se que no ha tenido que ser fácil hacerlo.

Un abrazo esta noche especialmente cálido para tí, Pizar.

Runa

 
At 20/1/07 1:18 p. m., Blogger PIZARR said...

Runa, aunque se que el paso del tiempo, efectúa una gran criba en nuestros pensamientos y sentimientos y que por ello, la intensidad con la que los vivimos en su momento, no es la misma, con la que los recordamos hoy, como le decía a Air, para nada esto es lo que más me ha marcado en la vida, aunque es cierto que ha habido momentos muy duros, no obstante tengo que decir, que siempre que se habla de todos estos temas, me pongo en la piel de quienes de verdad han sufrido muy intensamente este problema, de quienes su vida durante muchísimos años se ha limitado a un caminar rodeado a todas horas, todos los días del año, de guardaespaldas, de quienes desconocen lo que es jugar en el parque con sus hijos y tantísimas otras cosas. ESO SI QUE ES SUFRIR.

Por cierto.......que hacía usted a esas horas levantada....YA LO SÉ.......honor a su nombre...JAJAJ

OTRO ABRAZO PARA TI RUNA.

 
At 21/1/07 4:04 a. m., Anonymous Anónimo said...

No os fijéis en las horas que se marcan, porque, he comprobado que andan totalmente locas, Vamos a hacer una prueba, ahora son las 4:02 Veremos a ver que hora marca. Salud, Genín

 
At 21/1/07 4:06 a. m., Anonymous Anónimo said...

Toma pos si que ha marcado bien la hora, todo para dejarme mal, seguro que la Piza lo ha manipulao...jajajaja Besos, Genín

 
At 21/1/07 5:08 a. m., Anonymous Silvia said...

Piza... He venido aquí desde tu mensaje en mi blog... Así que si... ¡funciona! ...

Gracias por darnos la oportunidad de conocerte un poco mejor, de compartir tu relato con nosotros, porque imagino lo duro que debe de ser vivirlo, sufrirlo, recordarlo y escribirlo... Pero soltar lastre de alguna forma nos ayuda a ordenar un poco esos episodios de nuestra vida... No siempre nos ayuda a entender, porque hay canalladas y acciones que son difíciles o imposibles de entender o justificar independientemente de la ideología política que se tenga... Porque ante todo debería de reinar el sentido común y el amor entre los seres humanos, pero algunas sí a asumir, a tomarlo con filosofía, con la aceptación de las cosas que no se pueden cambiar y no nos queda más remedio que intentar hacer que algo de todo ello nos sirva de algo, aunque sea a valorar los momentos de PAZ.... Que bonita palabra... PAZ... Y que necesaria....(OJO, no estoy hablando de no poder esta situación, sino a no poder cambiar lo ocurrido ya)

Me quedo sin palabras para poder expresar lo que he sentido al leer de forma tan directa todo lo ocurrido a lo largo de tu vida y esos recuerdos en la manifestación, pues gracias a Dios, aunque doliéndome el alma por quienes no habéis tenido la misma suerte, jamás he tenido ningún familiar o amigo que se haya visto en estas circunstancias, y tú eres la persona más cercana que tengo ahora...
siempre mi información ha sido a través de los medios de comunicación, y no es que me insensibilice, pues aún recuerdo como si fuera ayer el atentado en Barcelona en Hipercor porque quizás fue uno de los primeros de los que tomé verdadera concia del terrorismo a gran escala, allá por la adolescencia... porque he llorado tantas veces de impotencia, una de ellas precisamente con Miguel Angel Blanco, poniéndome en su lugar y en el de sus familiares.. Y tantas veces por atentados a desconocidos, que es fácil hacerme una idea de lo que supone para ti todo este sufrimiento... Tan cercano, tan palpable.. Tan marcado a fuego en tu vida... Y tan difícil llegar a sentir en su verdadera dimensión algo tan horrible si no lo has vivido o si no se sufre de continuo como te ocurre a ti y a tantos vascos en el mundo entero...

Te mando el mayor de mis abrazos, y el mayor de mis deseos de PAZ para que esta barbarie terminé algún día y la gente pueda vivir verdaderamente con armonía y sin miedo a salir a la calle y que la mayor de sus preocupaciones sea cómo pagar la hipoteca o como encontrar un trabajo... Eso de lo que nos quejamos la mayoría cuando no tenemos que preocuparnos en sobrevivir cada día sin vivir en un miedo continuo....

Muchisimos besos, y animo, que los fantasmas los irás venciendo poco a poco, sean de la índole que sean...

Silvia

 
At 22/1/07 12:07 a. m., Anonymous Anónimo said...

buff..no he podido terminar de leerte, lo siento.

es curioso cómo la vida va cruzando y tejiendo nuestros destinos.

recuerdo mi primera clase de historia, bueno, la recuerdo porque fue la primera vez de todo el tiempo que llevaba yendo tds los días al colegio, en el que un profesor habló y habló y me gustó, me interesó y me fascinó aquello de lo que hablo. Tenía ocho años, y ese profesor barbudo con pinta progre (como entiendo yo "lo progre", el progreso y no los que lo pàrecen y no lo són, de acuerdo?)...y ese hombre nos contó la primera y segunda guerra mundial, todavía recuerdo muchas de las cosas que nos contó...se me quedó grabado en la retina varias de sus conclusiones, y para que luego digan que no es un tesoro encontrar a un buen profesor, el buen profesor te abre las puertas de lo que es el mundo, el saber, el conocimiento, te enseña a gustar de él, desde entonces, ser maestro, profesor...es para mí algo tan valioso que para mí esta profesión debiera ser de las más valoradas e importantes y no corredor de bolsa, por ejemplo. Para mí lo es.

Escuché cómo de los lodos de la primera guerra y las condiciones para quienes perdieron esa guerra, se plantaron las claves para que la segunda guerra mundial estallara, de como los judios fueron abandonados por tds y murieron seis millones de ellos por aquello que se llama falta de solidaridad humana.

Como digo, esa clase me marcó, después encontré por casa el "famoso" libro ese que había entonces alcanzado casi eso llamado best seller, aunque fuera la tragedia judia en lños campos de exterminio nazis, su tema.

Os podeis imaginar que basta para que mis padres hubieran etiquetado ese libro de prohibido, para que yo me las arreglara para hacerme con él y allá que fui dispuesta a descubrir el misterio; tremendo lo que ví, todavía lo veo cuando lo recuerdo, las fotos, muchissimas había allí, de esos cuerpos convertidos como en palitos, no me parecían de verdad, jamás había visto algo igual...

Eso hizo que mi querencia hacia los judios, se fueran desarrollando en mí con los años, eso de que si hubieran los aliados llegaron mucho antes quizá se hubiera evitado, era algo que siempre me ha quemado.

Así que unido a que los hombres con rizos o con nariz "importante" me gustaban, no resultó extraño que en esa magia llamada amor, cuando estuve en Alemania viviendo, en mi visita a un campo de concentración, el de Dachau, fuera donde conocí a un hombre del que enamorarme. Judio americano, y muy especial, con ideas propias dentro de esa raza, sin decir que sí a todo, con ganas de ir a israel y demostrar que los judios y los palestinos podían convivir.

Bien, yo me iba a ir con él, era verano y yo preparándome. Llaman por teléfono, hay un atentado, en los de entonces comenzaban a utilizar dobles bombas, estalla una y después cuando acuden a reacatar a la gente, estallaba la otra. ël había entrado, desconocía esta particularidad y además, aún así, yo creo que habría entrado igual, ese era mi chico, él eligió entrar, algo que no pueden hacer la mayoría de las victimas de un atentado terrorista. El caso es que no salió. Punto final de la historia, hace muchos años y queda algo más, que eso sí, es para mí. Cuando vinieron sarajevos, kosovos, bagdaddd y miguelangel, y ...tantos, ...pues a mí me tocan y me importan. Como a todos los que nos llamamos personas,supongo.

hace unas semanas, un amigo común, le dijo a quien hace con tanto amor este blog, que se animara a sacar fantasmas, y auqnue desde luego esas palabras no fueron para mí, yo las escuché como sí lo fueran, quizá quería compartir para mí el cariño con el que te lo dijeron, el caso es que tb me animó a mí como a ti a dejar viejos fantasmas.

Supongo tb qeu es otro simbolo de seguir caminando hacia adelante sin pausa, y que unido a otro que fue mi traspaso de un objeto muy querido para mí, éste es otro simbolo de cerrar una página del todo, y seguir con lo que tenía entre manos: la porras de vida..qué iba a ser!

 
At 22/1/07 6:23 p. m., Blogger PIZARR said...

Sabía sin necesidad de que tu me contaras nada, que lo que había ocurrido era eso....estaba segura.

Yo si que he terminado de leerte, pero me ha costado un montón.

Espero que a ambas la vida nos depare momentos maravillosos que permitan olvidar esos otros que no lo fueron tanto.

Esa persona que también te influyó a ti para soltar tus fantasmas, dice que la vida es como una espiral y estoy de acuerdo con él, en esa espiral vamos entrelazando personas, vivencias, etc... sinceramente me encanta que en una de esas vueltas de mi espiral, de pronto aparecieses tú y algunas otras personas que se mueven por estos blogs y por el foro de amistad.

En fin, como te dije hace poco.....HABLAREMOS LARGO Y TENDIDO.....en persona....seguro.

UN ABRAZO MUY MUY GRANDE

 
At 22/1/07 9:11 p. m., Anonymous Anónimo said...

ey..lo sé, por eso decidí ponderlo.

y bueno, esa persona no influyó en que yo soltara fantasmas, me decidieron sus palabras a ti y que yo ultimamente ando cerrando a carpetazo limpio cosas que ya deben estar superadas para mí o personas que no me aportan nada y porque yo decido que si soy amiga de alguien confío en la persona hasta el fondo, no lo entiendo de otra manera. Y tb que alguien me molestó con aquello de reirse de fantasmas ajenos y demás tonterías que llevo tiempo escuchando...son muchos factores los que se conjugan para cruzarnos con tds y resultar en esto, por ej.

la vida es un bucle, los famosos bucles y nosotros entramos y salimos de éllos y las cuerdas que tiran y damos mil vueltas por la fuerza de la gravedad, la atracción electromagnética...mil cosillas.

pero, sí, pizzi, yo ya sabía que tú eso. (me entiendes verdad? aja)

 
At 15/2/07 10:28 p. m., Anonymous Anónimo said...

y sí, esa mädchen tb soy yo.

 
At 18/2/07 11:55 p. m., Blogger PIZARR said...

Ya ves, a pesar de que esta vez has tirado de alemán, te he entendido perfectamente....señorita........JAJAJJAJAJ

un beso

 
At 25/2/07 11:48 p. m., Anonymous Anónimo said...

HAY ALGO TB CURIOSO E IMPORTANTE QUE OLVIDÉ.

casi tda su familia había perecido en los campos, su familia cercana estaba ya en america, pero jamás quiso pisar alemania, y venían a visitarlo a suiza, él se había para allá.

por qué tú no? porque , algo así, el movimiento se demuestra andando, si somos diferentes, si las personas pueden ser diferentes y marcar la diferencia, la diferencia se marca así.

un hombre genial, verdad?

por eso en su moemnto, tras unos años, yo no podía hacer menos, dejar la rabia y el rencor por ahí y seguir pa'lante.

humm, creo que fue la primera vez q empecé a domar al tigre famoso, y para q luego, nadie diga que el diálogo es rendirse, que el dialogo es dejar a las victimas de lado, precisamente por lo contrario, para que no haya más por el mismo motivo, por el que se va decidiendo así a pesar de lo pasado. así q tb para otra persona y especial, hay fantasmas y fantasmas, chata.

creo q esto tb, me lo habría aplaudido. espero. jaja porque lo ultimo es un poco de aquella manera.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

>